martes, 16 de julio de 2013

Hace mucho

Hace mucho que no digo nada, he quedado mudo tal vez, este blog no es más que una tontería, solo una tontería. Hace mucho que lo empecé como una forma tener una especie de alter ego, en el que mi yo interior se masturbara vomitando la perorata mas ruin que pudiera, pero hasta en esto he fracasado. Desde entonces han pasado muchas cosas, de verdad muchas. Aún sigo en la universidad por cierto, y me faltan dos años desde hace como cinco años, de modo que notarán que en realidad no hay ningún alter ego, soy yo totalmente como un vagabundo, sin respuesta y sin tiempo.
Al parecer mi vida comienza a despuntar hacia algo tal vez. El amor, escapo del amor siempre, algo pasa con el amor, las bellas mujeres me resultan tan complejas que no queda mas que vivir lo que se pueda.
Chachalaca pernisiosa porque cantas cuando lloro. Tampoco puedo escribir, las palabras no me salen, solo a veces y mal. Tampoco puedo escribir, me sale espuma o algo asi dijo ese de obsesivos días, el Tricardio o no se quien...
Hasta otro día será, cuando tenga ganas...

2 comentarios:

gallo dijo...

No te sientas tan mal Vagabundo. No estás solo,pero aclaro la idea de que un alter ego es un ejercicio inutil frente a vivir porque para ello hace falta que a alguien le importe primero lo que uno tiene que decir; y sin arte ese títere que la gente suele usar por máscara es menos elocuente todavía. El resultado es desesperarse ante la falta de respuesta cuando en realidad tu sensación es la respuesta a la sola falta de constáncia. Yo leo tu Blog, y creeme que hay gente que en verdad la pasa mal como para ir por ahi quejandose de cosas que solo son responsabilidad tuya.

manoloo dijo...

Qué severo, Gallo, con el vagabundo. Y sí, todo lo que le dices es cierto. Vagabundo muere por ser una estrella y que todos estén pendientes de él y así sentirse algo útil en un mundo que nunca le convenció del todo, donde nunca supo cómo desarrollarse (y tampoco quiere saberlo). Solo siento que está destinado a ser un mártir del arte y que todos lo idolatren por la idea que se creen de él, y él reirse en la sombra de ellos y así, hacer arte. Pero eso no llegará. Y usted, señor Gallo, no debería decirle las cosas tan directamente pues, Vagabundo las sabe de antemano. He ahí la gracia de su blog y sus quejidos. En saber qué debe hacer pero aún así renegar de ello. Saber que nunca despegará y nunca será una estrella. Tampoco será responsable de nada. Es menos vergonzoso inculpar al mundo como hostil, decadente y odioso. ¿Y si, en verdad, nosotros somos los hostiles, decadentes y odiosos? Le prometo que si nos encontramos algún día le invitaré un café, a usted y a su mascota. Saludos desde algún lado del mundo donde otro clochard sabe que si omitió algo en este comentario, usted sabrá qué piensa él a ese respecto solo porque usted sabe qué hay en su propio pensamiento. Al conocerse usted, lo conoce a él.

PD: más aún, publica esto para el día de mi cumpleaños. Qué detalle. Pareciera una carta de felicitaciones.