lunes, 2 de agosto de 2010

No soy original

El otro día me dijo un amigo que vieron a alguien que era igualito a mi, que pensaron que era yo pero al acercarse vieron que realmente no era yo. Desde entonces tengo la certeza de que no soy original en nada, ni siquiera de mi mismo. Llego a la conclusión de que la única manera en que podemos parecer originales es inventándonos en todo, o mezclando cosas a diestra y siniestra. Para ejemplificar esto, pensemos en la literatura, en la poesía específicamente, lo que me lleva a un comentario en un post anterior. Ya viendolo objetivamente el tipo tiene razón, ese fue un poema escrito ya hace mucho, pero bajo las influencias bukovskianas y tal vez algo de Jaime Sabines. Como la poesía no es mi oficio, no suelo trabajar los poemas al límite de una joya literaria, tal vez esto sea algo pusilánime, pero no es mi afán. Puede ser que la originalidad llegue a través de las enseñanzas no sólo de dos o tres poetas sino de muchos más.

Creo más en esto que en lo de inventar como loco de forma irracional, aunque también está lo de inventar de forma racional, claro. Tampoco se trata de dedicarse mejor a la pintura abstracta, donde no importa si tienes sensibilidad para el arte o no, aunque esto no es real, pues la pintura abstracta verdadera es un arte. Es lo mismo en la persona, no se trata de inventarse diferente o espontaneo para parecer interesante, se trata de saber quiénes somos, basados en lo que podemos ser, no en los juicios que los demás puedan hacer, sino en lo que sabemos que somos realmente, haciendo juicios justos de nosotros mismos. Nuestra personalidad se forja a través de lo que vivimos, de las personas con las que convivimos, a quienes admiramos, de quienes aprendemos. Todo esto forja la personalidad, se forma de elementos de muchas personas, cosas y situaciones. No se inventa, ni se edifica a si misma de la nada. Nada surge de la nada. Todo se forma de algún lado. Todos venimos de algún lado, no somos casualidad, es imposible la casualidad, el caos no es inteligente como para crear cosas tan complejas. Finalmente a través de esta reflexión creo que somos únicos e irrepetibles, parecidos tal vez, pero solo en apariencia, aunque no pueda decir lo mismo de mi poema. Bueno, ahi la dejo, trataré de dedicarme a la pintura abstracta, tal vez me valla mejor. Saludos

No hay comentarios: