jueves, 29 de octubre de 2009

Tengo un compañero

Hace poco que adopte un cachorro, un estúpido cabrón es lo que es. Un wey que usa mi cacharro este por donde les escribo. Si un cabrón, se mete en mi internet y visita mis paginas webs. Tiene muchas mujeres, las enamora a todas, como me harta. No debería existir este hombre. Pone su ron en mi mesa. usa mis botes de coca cola que uso para preparar mi avena. Se toma mi café barato y no repara en dormirse en mi sillón llenándolo de pulgas. Me tiene harto este cabrón, ya quiero hecharlo a la calle como el vil perro que es. No debería existir, enamora a todas esas perritas, y ellas algunas bonitas, le hacen caso al cabrón más feo del mundo. Es un insensato sin gracia, ladra demaciado, y apesta aún más que yo. Me da lástima, mucha lástima porque seguramente irá al infierno, al menos estoy seguro que él irá, porque lo que soy yo aún no se. Por lo bronto voy a embriagarme, o se si en ron o en poesía, en aire fresco o en mujeres. Que vida, aún ando perdido, reuego a Dios que me encuentre, porque estas calles se aferran más a mi, y este congal sin paredes me asfixia cada día. Ya quiero mi soledad, mi amada soledad, aahhh la soledad, nunca mas, nunca más...

No hay comentarios: