martes, 29 de abril de 2008

Una limosnita

Una limosnita por el amor de dios...

Este es mi espacio, mi bunker, pido misercordia para sobrevivir, porque soy un clochard sin rumbo, un olvidado del mundo y estoy harto, por eso pido una limosnita, de lo que le sobre, de lo que a veces malgasta, solo quiero tener un poco de dignidad. Le se al internet porque soy un clochard y he encotrado libros de Borges por ahi, una vez encontré la República de Platón, pero lo abandoné porque estaba muy pesado. Desgraciado de Platón, no tanto como mi pierna que me castiga, llena la bolsa de tapas de coca cola. Hoy tuve hambre, pero imposible comer una papa podrida, me la arrebataron los niños. Esos pillos que me hacen cosquillas. Soy un clochard, un olvidado.

No hay comentarios: