martes, 29 de abril de 2008

Quiero ser un clochard millonario

Es hermosa la vida en libertad, pero quiero ser un vagabundo millonario. Soy un clochard de ninguna parte y de todas partes. El capitalismo y el comunismo no me han tomado en cuenta, solo quiero ser millonario, comprarme un chaleco nuevo y unas buenas botas. Creo que tengo alguna enfermedad, la he sentido sacándome la lengua, todas las noches cuando empiezo a dormitar. Dejé de fumar porque dicen que estaba afectando mi colon, y no puedo perder mi colon, porque es muy importante. Estaba leyendo a Schopenhauer y me asaltó de pronto al que llaman el Nazareno y me dio de beber. No tuve sed por mucho tiempo. Creo en él, porque era un tipo despreocupado, el perfecto clochard y no uno tan falso como yo. Soy un clochard y odio la coca cola, el whisky me calienta por las noches. Soy un bagabundo de los de hoy, vivo en un cuarto oscuro, sin ventanas, un librero y este viejo ordenador. En el metro de la Ciudad de México hoy no me dejaron pasar y una señora vieja me regaló un pan, estaba vieja y los vendía, le ayudé un rato hasta que se hartó de mí. Soy un perdido, encontrado vagabundo que quiere ser millonario.

No hay comentarios: